lunes, 22 de junio de 2015

Mauro Arambarri

El fútbol uruguayo está dominado casi por completo por Nacional y Peñarol, que se disputan prácticamente todas las temporadas el título liguero. Tercero en discordia en cuanto a palmarés queda Defensor Sporting, un club que le está dando la oportunidad a muchos jóvenes de su cantera, algunos de los cuales empiezan a destacar en las inferiores de la selección charrúa, como son los casos de Mauricio Lemos, Facundo Castro o nuestro protagonista de hoy, Mauro Wilney Arambarri Rosa, 19 años (30 de Septiembre de 1995, Salto, Uruguay). Tras jugar en equipos modesto de su localidad, como Gladiador o Nacional de Salto, Mauro ingresó en las inferiores de Defensor Sporting en 2010. Debutó con el primer equipo con tan solo 17 años y ha sido este año cuando se ha asentado como titular en Primera División.


Mauro Arambarri es un mediocentro mixto, que a simple vista no llama la atención por su presencia física. 1,74 metros de altura y 74 kgs, es más fuerte de lo que parece en un primer momento y acude con vehemencia en el cuerpo a cuerpo. Realiza un importante despliegue físico durante todo el partido, en numerosas ocasiones mostrando un continuo ida y vuelta en su juego, abarcando mucho espacio y apareciendo por zonas muy diversas, colaborando activamente en la presión al rival.

Arambarri suele partir desde un doble pivote, acompañado habitualmente por un medio de mayores responsabilidades defensivas, lo que le permite explotar más su amplio recorrido y plasmar un vuelo ofensivo más que interesante, asomándose por el área rival en cuanto tiene ocasión. También ha jugado en alguna ocasión como interior, gozando de más libertad de movimientos. Pese a que se descuelga con frecuencia hacia el ataque, es rápido en el retroceso para recuperar la posición, y no está exento de trabajo en la marca, aunque aún debe potenciar algunos conceptos tácticos como mejorar las ayudas defensivas a los laterales.

Diestro, de buen manejo de balón, no es un creador y es difícil verle retrasarse hasta la defensa para dar inicio al juego, pero sí combina con criterio y su acierto en el pase le da fluidez al mediocampo. Tiene que acrecentar su peso en el juego, ya que a veces tiende a diluirse. Con buena llegada a portería contraria, es un aspecto en el que aún puede crecer bastante, ya que tiene una notable clarividencia para sorprender llegando desde segunda línea. Suele incorporarse en las jugadas ofensivas a balón parado, donde acostumbra a llevar peligro, más por habilidad en el desmarque y apariciones que por poderío aéreo. 

Serio, trabajador y luchador, aunque no especialmente visceral, Arambarri es un fijo en los esquemas de Fabián Coito en la selección uruguaya sub-20, con la que tuvo una actuación muy destacada en el pasado Sudamericano y en el que también ha partido como titular en la mayoría de encuentros del Mundial disputado en Nueva Zelanda. Su nombre ya ha empezado a sonar como futurible para varios clubes europeos, que tendrán que negociar con un grupo inversor que posee el 70% de sus derechos, ya que este porcentaje de su pase fue trasferido por Defensor Sporting por algo más de 1 millón de euros  el pasado mes de Diciembre. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada