lunes, 17 de junio de 2013

Yuri Mamute

Con las grandes ligas finalizadas y las olas del mar acercándose para muchos, se avecina la Copa Confederaciones para saciar en parte la necesidad de los futboleros. A priori, tres favoritos claros: España, Italia y Brasil. Los de del Bosque siguen siendo el candidato a todo, el ejemplo a seguir por tantos y tantos, que intentan imitar un estilo victorioso a la par que vistoso. Italia, con un patrón de juego distinto a otras épocas, como comprobamos en la última Euro, aspira a ganar gustando, algo ciertamente novedoso en el combinado 'azurro'. Y Brasil. Los de Scolari llegan con problemas, hace tiempo que su puesta en escena no enamora. Con una liga como la carioca, cada día más competitiva, llama la atención que el combinado nacional no termine de ser un conjunto fiable. Y no es solo la absoluta, también los escalafones inferiores se están acostumbrando a desplegar un fútbol lejos de la brillantez de antaño. Eso sí, hay una cosa que sigue intacta, la capacidad de generar futbolistas de talento innato. En calidad y cantidad, Brasil es una fuente inagotable que no deja de presentarnos diamantes por pulir. De uno de ellos vamos a hablar en este artículo. Su nombre es Yuri Souza Almeida, aunque todos le conocen como Yuri Mamute.

A pesar de que su complexión física pueda parecer una cosa bien distinta, Yuri Mamute apenas tiene 18 años recién cumplidos, (7 de Mayo de 1995, Porto Alegre, Brasil). Formado en las categorías inferiores del Gremio de Porto Alegre, como él mismo ha comentado en alguna ocasión, durante su etapa de formación ha tenido más de una propuesta para abandonar la cantera del equipo 'tricolor'. El debut con el primer equipo de Gremio llegaría en Octubre de 2011, cuando el técnico Celso Roth le brindó la oportunidad de disputar 45 minutos ante el Coritiba, cuando tan solo contaba con 16 años. No ha sido hasta este 2013 cuando ha dado el salto definitivo al primer plantel, disputando esta campaña 5 partidos, en los que ha anotado 2 goles. Ya es internacional con la selección sub-20 brasileña, con la que recientemente ha disputado el Torneo Esperanzas de Toulon, en el que además de coronarse campeón con su equipo, ha sido elegido como mejor jugador del campeonato.

Yuri Mamute es un atacante que a simple vista ya destaca por su complexión física, una fuerza y potencia bastante inusual en alguien de su edad. Con un tren inferior muy vigoroso, es una auténtica roca. Puede desempeñarse tanto en el carril central como escorado a cualquiera de las bandas, encontrándose cómodo en ambos perfiles. Zurdo, pero con buen manejo de la derecha. Recibe y encara, haciendo gala de una temible arrancada en carrera, con la que es capaz de llevarse a su par. No anda exento de habilidad y de capacidad técnica, pero su fútbol brilla más con espacios, cuando de verdad puede explotar esas cualidad físicas privilegiadas. Trabajador y solidario en el esfuerzo. No encuentra inconvenientes para perseguir al lateral, colaborando así en la parcela defensiva. Posee una aptitud más que interesante para ver portería con relativa frecuencia, mostrándose muy oportunista, pudiendo aparecer por cualquier zona del área, y acarreando peligro incluso como cabeceador. Tiene que mejorar en algunas recepciones, donde peca de imprecisión cuando el rival le encima.

La exuberante constitución física de Yuri también le ha dado algún que otro quebradero de cabeza, ya que como suele ocurrir en futbolistas de tal masa muscular, es propenso a adquirir más peso del ideal, motivo por el cual el Gremio decidió que trabajase con un nutricionista. Conscientes de su futuro, el club portoalegrense ha cifrado la cláusula de rescisión de Mamute en 35 millones de €. Sin embargo, su contrato expira en Junio de 2014. Si continúa en Gremio o emigra, ya lo veremos. Mientras, el fornido Yuri empieza a labrarse un nombre en el mundo del fútbol.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada