viernes, 16 de marzo de 2018

Wilmar Barrios

Dicen que las finales y los partidos de máxima rivalidad no entienden de estadísticas ni momentos de formas. Lo pudimos comprobar de nuevo recientemente en la Supercopa Argentina, disputada entre River y Boca. Los de Gallardo llevan tiempo sin encontrarse y el rendimiento está lejos de lo esperado por potencial y presupuesto. Como suele ocurrir, la alegría va por barrios, y en el mundo 'xeneize' se respira tranquilidad e ilusión, con un equipo que comanda con autoridad el campeonato local y empieza con muchas esperanzas una nueva edición de la Copa Libertadores. Sin embargo, estas diferencias no se observaron en la pasada final, que tuvo como vencedores a los 'Millonarios'. Pasa habitualmente en estos partidos que el ganador parece un triunfador absoluto y al derrotado se le tambalean todos los cimientos, pero nada más lejos de la realidad. Boca tiene sobrados argumentos para continuar con su buen momento, y uno de sus baluartes lo queremos comentar en profundidad en este artículo. Se trata de Wilmar Enrique Barrios Terán, 24 años, (16 de Octubre de 1993, Cartagena, Colombia), y su nombre ya luce en muchas agendas de clubes importantes.


Barrios ha desarrollado una notable trayectoria en su país pese a su juventud, convirtiéndose en un futbolista clave en Deportes Tolima desde que debutara a principios del 2013. Ganó la copa de Colombia en 2014, fue nombrado el mejor centrocampista de la liga cafetera en el 2015 y realizó una gran Copa Sudamericana el mismo año, antes de enrolarse en las filas de Boca Juniors a mediados de 2016. Ahora, Wilmar es un pilar fundamental en los esquemas de Guillermo Barros Schelotto, siendo una de las figuras más destacadas del cuadro 'xeneize' y aumentado partido a partido su cotización. Internacional con las inferiores de Colombia, ya es un habitual en las últimas convocatorias de José Pekerman. 

¿Cómo juega Wilmar Barrios?

En el 4-3-3 de carácter ofensivo por el que suele apostar Barros Schelotto, Wilmar Barrios es el 'stopper', situado por delante de los centrales. En su fútbol destaca sobremanera su inteligencia táctica. Posee una gran capacidad para posicionarse correctamente, lee y anticipa de forma muy óptima las jugadas, y a esto le suma una notable velocidad de piernas, que le permiten replegar con rapidez y rectificar posiciones. De hecho, es muy habitual ver como parece que en ocasiones no va a poder abortar el ataque rival, pero retrocede rápido, cubre espacio y corta justo a tiempo. Realiza continuas ayudas y coberturas en fase defensiva, basculando permanentemente hacia los costados. Su cometido es casi exclusivamente defensivo, ya que no es demasiado frecuente verlo incorporarse a las inmediaciones de la portería rival.

Barrios no destaca a simple vista por su presencia física, posee una estatura media y tampoco dispone de una corpulencia dominante, pero sí se basa en otras características físicas para desplegar su juego, como la velocidad de desplazamientos en espacios no muy largos y la resistencia. Intenso, trabajador y constante, es muy pegajoso en la presión y suele mostrarse muy incisivio y acertado en los continuos 'tackles' que lleva a cabo. En el uno contra uno es muy difícil de superar, metiendo con habilidad su cuerpo para ganar el espacio y recuperar la pelota. 

No participa apenas en las labores más creativas. De hecho, es frecuente que no incida en la salida de balón y ésta recaiga sobre los centrales, a pesar de que tiene buen manejo de la pelota y capacidad para salir de la presión del rival con ella controlada. Su pierna mejor  dotada es la derecha y tiene una aceptable técnica individual, aunque a veces le cuesta en exceso las recepciones y los controles de primera. Por lo general, suele arriesgar poco con el cuero en los pies, lo que hace que su porcentaje de pases completados con éxito sea bastante elevado. 

El alto rendimiento de Barrios no ha pasado de puntillas en su propia casa, por supuesto, y Boca no ha tardado en aumentar la cláusula de su contrato, que cumple en 2020, hasta los 20 millones de dólares, sabedor de que es un valor al alza, que no para de crecer en el equipo de Guillermo y que en verano se puede consagrar en el panorama futbolístico internacional en el escaparate que supondrá el Mundial de Rusia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario