lunes, 19 de abril de 2010

Yann M'Vila

En los últimos tiempos casi todos los equipos buscan ese mediocentro destructor que realiza esa labor tan oscura como efectiva y necesaria y que por diferentes cuestiones cada vez con mayor frecuencia la vienen desempeñando futbolistas de color o de procedencia africana, sobre todo por su superioridad en el plano físico. En los últimos años Francia se ha convertido en un hervidero costante de mediocentros de este corte y exporta continuamente futbolistas a las grandes ligas y a los grandes clubes. Jugadores como Mamadou Diarra, Lass, Didier Zokora, Sidi Keita o Yaya Touré han sido pulidos en el fútbol galo para más tarde pasar a clubes mucho más punteros y todos ellos han resultado claves en sus equipos, pero esto no queda aquí y sin duda en el campeonato frances podemos seguir encontrando un buen puñado de mediocentros de corte defensivo como son los casos de Darryl Goulon, Samba Sow, Delvin Ndinga o el protagonista de este artículo, Yann M'Vila, 19 años, (29 de Junio de 1990, Amiens, Francia), que en su debut en la primera división francesa se está convirtiendo en una de las grandes sensaciones de esta temporada, disputando casi la totalidad de partidos con su equipo, el Rennes, que está completando una campaña bastante buena, situado cerca de los puestos europeos.

Francés pero con orígenes congoleños, Yann M'Vila tiene la doble nacionalidad y es un producto de la cantera del Rennes, en el que se ha formado en los equipos inferiores hasta llegar al primer equipo y desde el cual ha llamado la atención de los responsables de las categorías inferiores de la selección francesa, que no han dudado en contar con él. Ha militado en practicamente todas las categorías inferiores de la selección y su fútbol no ha pasado desapercibido para nadie, mostrándose siempre como uno de los mejores de su equipo en las grandes citas intercontinentales. Internacional con la selección blue sub-17, Yann M'Vila disputó el campeonato de Europa de la categoría celebrado en Ucrania en 2007, en el que tuvo una actuación muy destacable y su selección consiguió alcanzar el tercer lugar. Tras esto el Rennes decidió atarle en corto y hacerle su primer contrato profesional, aunque todavía no le llegó su oportunidad en el primer equipo. En el europeo sub-19 celebrado el pasado 2009 también en Ucrania, M'Vila llegaba como capitán de la selección francesa, y volvió a ser uno de los mejores jugadores del campeonato, siendo muy importante en buen papel que desempeñó su selección, que se quedó a las puertas de la final tras caer ante Inglaterra. También es internacional en categoría sub-21. Ya esta temporada se ha incorporado definitivamente al primer equipo del Rennes, y sin duda que está aprovechando su oportunidad. Se ha convertido en un titular indiscutible, disputando hasta el momento 30 partidos y demostrando que puede llegar muy lejos y que de seguir así, puede continuar con la estela de los grandes mediocentros franceses.

Yann M'Vila es un mediocentro muy completo, con mucha presencia física, es bastante fuerte y mide 1,83 metros de altura aproximadamente. Diestro, muy trabajador y siempre perfectamente bien colocado, realiza una gran labor para el equipo y tacticamente se desenvuelve perfectamente, no es un mediocentro de esos que corren constantemente y si destaca más por su colocación e inteligencia a la hora de posicionarse y tapar huecos. Pero además y por eso digo que se trata de un mediocentro muy completo, M'Vila tiene muy buena salida de balón desde atras, eficaz en la entrega, es raro verle perder balones y sus compañeros le buscan en muchas ocasiones para desahogar al equipo. Con buena técnica individual, es capaz de distribuir y crear juego aunque no es su función principal. Rápido a la hora de leer el juego, no suele complicarse nunca y juega siempre utilizando pocos toques, siendo veloz en la transición de balón. Es muy seguro con la pelota en los pies, la protege muy bien y es muy dificil robársela, además tiene buen regate, lo que le vale para salir bastante bien de la presión de los rivales. No para de crecer y su continuidad en el primer equipo no hace más que asentar a un futbolista que en un futuro a corto plazo puede llegar muy lejos y cuya titularidad más que merecida en el once habitual del Rennes le va a venir de perlas para adquirir experiencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada