lunes, 21 de febrero de 2011

Jeffrey Bruma

En el pasado mercado de invierno hemos podido asistir nuevamente a como el fútbol inglés ha desafiado a la escasez económica reinante en la mayor parte del mundo y se han vuelto a mover cifras mareantes, para hacer cambiar de camiseta a grandes jugadores, que prometen dar tardes de gloria a sus nuevos clubes. La Eredivisie ha visto emigrar a su máxima estrella Luis Suárez rumbo a la Premier, para enrolarse en las filas del Liverpool, donde compartirá dupla ofensiva con una de las grandes sensaciones esta temporada, Andy Carroll, que ha dejado las urracas del Newcastle a cambio de 40 millones de €. Pero sin dudas, el traspaso más mediático ha sido el que de cierta manera ha propiciado los anteriores, que no es otro que la marcha del club “red” del español Fernando Torres, a un Chelsea que ha tenido que desembolsar nada más y nada menos que 58 millones de €. Abramovich ha vuelto a poner en el escaparate a los londinenses, demostrando por un lado su ya conocido potencial financiero y por otro, que no se ha quedado de brazos cruzados ante la mala temporada en liga realizada por los “blues”. Pero no solo de fichajes multimillonarios viven el Chelsea, ya que aunque si es cierto que en las últimas temporadas se ha convertido en un club meramente comprados, también es habitual ver con relativa frecuencia a jugadores criados en la casa, asomarse por el primer equipo, es el caso de jóvenes como Gaël Kakuta o Joshua McEachran, que ya han disputado varios partidos, o nuestro protagonista de hoy, Jeffrey Kevin Van Homoet Bruma, 19 años, (13 de Noviembre de 1991, Rotterdam, Holanda), que ya ha realizado su debut con el primer equipo.

Jeffrey Bruma comenzó a jugar al fútbol en la ciudad que lo vio nacer y su primer equipo fue el Feyenoord, en el que permaneció hasta que con 15 años puso rumbo a la academia de jóvenes del Chelsea, por un precio que rondo los 73.000 €. Desde su llegada al club londinense se puede decir que ha mantenido una trayectoria en la que no ha parado de crecer, y que lo llevó con apenas 16 años para empezar a contar para el equipo de reservas. Con tan solo 17 primaveras apareció por primera vez en el primer equipo de los “blues”, debutando en un encuentro de la Premier. También en categoría juvenil ha desempeñado un papel reseñable, al coronarse campeón de la Youth Cup en la final que los juveniles del Chelsea disputaron ante el Aston Villa, y en la que incluso Bruma consiguió anotar un gol en Villa Park, para que después se decidiera la final en territorio azul y se acabaran coronando estos como campeones. A comienzos de esta temporada el joven holandés renovó su contrato con el C
helsea hasta el año 2014 y el técnico Ancelotti decidió tenerle en cuenta para la campaña actual, por lo que tuvo algunas apariciones como titular tanto en liga como en copa e incluso se le inscribió para la Liga de Campeones. Sin embargo, con el paso de los encuentros ha sido más habitual verle disputar encuentros con el equipo reservas, por lo que el club tomó la decisión hace pocas semanas de cederle al Leicester City, de la segunda división inglesa, para lo que resta de temporada. Bruma ha sido internacional con la selección holandesa en categorías sub-19 y sub-21, y también ha debutado ya con la absoluta, disputando su primer encuentro con la subcampeona del mundo el pasado verano tras el mundial.

Jeffrey Bruma es un central diestro con una buena presencia física, 1,85 metros de altura y unos 76 kilógramos de peso, que se puede desenvolver tanto en el lado derecho como en el izquierdo, del centro de la zaga. Al poco de verlo ya destaca sus buenas hechuras de defensor, una gran madurez en todo
momento y un saber estar impropio de un jugador tan joven. Destila seguridad y confianza, y no solo la tiene en si mismo si no que es capaz de transmitirla al resto de sus compañeros, convirtiéndose en un zaguero ideal para llevar el peso de la defensa. Con muy buen manejo de balón, posee un considerable nivel técnico, que le posibilita dar una gran salida al juego desde atrás, algo que intenta siempre, ya sea tocando con criterio o marchándose hacia adelante con el esférico controlado, eficaz a la hora de salir de la presión del delantero y con mucha fuerza en su arrancada. Con buen desplazamiento de la pelota en largo, no es excesivamente veloz, pero es más rápido de lo que puede parecer en un primer momento. Muy atento en toda situación y disciplinado en el marcaje, sabe utilizar su cuerpo para ganar la posición y también para dominar el juego aéreo. Contundente al corte, la anticipación también es otra de sus muchas virtudes, llegando en numerosas ocasiones un segundo antes que el delantero rival y cubriendo muy bien la posición, convirtiéndose en un central muy difícil de superar. Con Bruma el Chelsea tiene un completísimo defensor de buen presente y gran futuro, por el que en esta ocasión no le ha hecho falta gastarse una cantidad desorbitada.

2 comentarios:

  1. Hola, ¿podrias echar 1 minuto en firmar una petición para endurecer la pena por maltrato animal en mi blog? Sé que no tiene nada que ver con deporte, pero después de lo ocurrido con el "Asesino knino" de Badajoz la gente está actuando de distintas formas por todas las redes sociales. Blog: http://ligadeplata.blogspot.com Gracias.

    ResponderEliminar
  2. increíble!!! otro jugador joven y talentoso del Chelsea, como tiene buenos jugadores el Chelsea no tiene que hacer tan grandes gastos en compras en mi opinión

    ResponderEliminar