martes, 3 de marzo de 2015

Sudamericano sub-20 Uruguay 2015

 Celebrado entre el 14 de Enero y el 7 de Febrero en Uruguay.



Campeón: Argentina

Con una soberbia eficiencia en cuanto a resultados y de menos a más respecto al juego, Grondona, con dibujos a veces extraños y en teoría poco lógicos, supo sacar provecho de su enorme potencial ofensivo, minimizando los defectos del equipo en la elaboración,y cuando tiene que llevar el peso del partido. Pese a ello, Argentina ha dejado dudas como colectivo, aunque ha vuelto a dejar de manifiesto que el vivero de talentos argentinos es inagotable.


Lo destacamos aquí hace algunos días. Quizás el mejor arquero del torneo. Transmitiendo una seguridad y serenidad impropias de su edad, es un cancerbero que apenas comete errores y que parece no tener puntos débiles o al menos los minimiza al máximo. Corpulento, fuerte, sobrio en el juego aéreo y sólido bajo palos, pese a su estatura tiene buena estirada y agilidad para llegar a los balones a ras de césped. Diestro de pierna, pocas complicaciones con los pies. Ordena, manda y tiene una capacidad de liderazgo muy destacable.

Emanuel Mammana (10-02-1996)

Argentina tiene en Mammana un proyecto de central con condiciones para marcar una época. Buen físico, que aprovecha para meter el cuerpo y ganar la posición en el uno contra uno, firme y siempre bien posicionado. Es veloz, preciso y se muestra providencial al corte, basculando muy bien hacia los costados para tapar las internadas laterales. La defensa de 3 empleada por Grondona le exige desplazamientos largos y abarcar bastantes espacios, a lo que ha respondido de forma brillante. Posee mucha jerarquía. Notable en el trato de balón, si lo ve claro no duda en incorporarse con la pelota controlada, dando una salida limpia y fluida desde atrás, en ocasiones incluso arriesgando en exceso.

Lucio Compagnucci (23-02-1996)

Medio de cierre. En algunos partidos, Argentina ha atacado con una cantidad ingente de efectivos, y su labor ha sido fundamental, siendo el eje que permitía al equipo no romperse. Ese rol lo cumple a la perfección, porque es trabajador, agresivo, tiene buenos conceptos tácticos y muestra ayudas muy eficaces en fase defensiva, retrasando su posición con frecuencia. Sin embargo, su torneo se ha visto ensuciado por su bochornosa actitud y falta de autocontrol. Se excede de agresivo, con facilidad se le cruzan los cables y cae en comportamientos violentos y antideportivos. Frente a Paraguay tuvo que ser sustituido a los 14’ porque el técnico argentino veía que le iban a expulsar y ante Colombia agredió a un jugador colombiano tras meterle los dedos en un ojo, lo que le costó una sanción y acabar el campeonato antes de tiempo. Tiene que cambiar mucho en cuanto a comportamiento. Si consigue moderar su conducta, puede ser un mediocentro de mucha calidad.

Tomás Martínez (7-03-1995)

Se esperaba bastante más de él, y aunque no ha desplegado un gran torneo, sí ha dejado detalles de su calidad. Es un ‘trequartista’, zurdo cerrado, dinámico y de bastante movilidad. Su juego demanda libertad de ataduras, porque lo que ha sufrido cuando le han encomendado la labor de creador, retrasando su posición al mediocentro. Puede partir tanto desde un costado, principalmente el izquierdo, como en la mediapunta, por detrás de los delanteros, su posición original. Pequeño, habilidoso y de gran talento. La pegada desde media distancia es uno de sus recursos, también a balón parado, con un golpeo muy colocado. Irregular, tiende a desaparecer con facilidad de los partidos.


La mejor noticia del equipo argentino ha sido ver que, tras seis meses parado por sus problemas y posterior operación de corazón, Correa ha vuelto al nivel que deslumbró en San Lorenzo. Chispa, dinamismo y verticalidad, es capaz de generar continuamente, juega y hace jugar, además de golear. Necesita seguir acumulando partidos.

Giovanni Simeone (5-07-1995)

Máximo goleador del torneo con 9 goles. Delantero centro diestro, ‘9’ referencia con buena planta física, que se mueve como pez en el agua dentro del área, destacando por sus desmarques y oportunismo, con una gran habilidad para estar en el sitio justo y definir las ocasiones que se le presentan. No es reacio a retrasar su posición, recibiendo de espaldas y tratando de sacar de lugar a su marcador, para mover a la defensa. Eso sí, su hábitat natural es el área rival. Buena definición ante el portero, tiene un potente disparo con su pierna diestra. No es rápido. Ha fallado alguna ocasión muy clara durante el torneo, aunque su voracidad goleadora ha quedado patente.


Colombia

Juan Sebastián Quintero (23-03-1995)

Defensa central diestro. Capitán y líder de la zaga colombiana. Posee buena planta física, es fuerte y rocoso en el contacto físico. Muy eficiente cuando tiene que salir de su posición, mostrándose serio en la marca, contundente y expeditivo al corte. No destaca por velocidad, pero sí guarda muy bien su posicionamiento. Agresividad, carácter y capacidad de mando.

Deinner Quiñónez (16-08-1995)

Jugador de banda izquierda, aunque se mete con asiduidad hacia dentro, haciendo las veces de interior. Pequeño pero fuerte y potente. Excelso dominio de la pelota. Mucha habilidad para salir de la presión del rival mediante el regate, participativo e incisivo. Su clarividencia con el balón y capacidad para proporcionar fluidez a las transiciones ofensivas hacen que sea muy útil jugando por dentro. Desafía continuamente a su par en el uno contra uno. Visión de juego y calidad para asistir al espacio a los puntas. Tiene buen golpeo con su zurda, lo que le hace ser el encargado de pegarle a las jugadas a balón parado. En ocasiones se excede de individualista y tiene que aprender a soltarla antes.

Jeison Steven Lucumí (08-04-1995)

Extremo por derecha. Buenas facultades físicas, veloz y explosivo, condiciones en las que se apoya continuamente para desplegar su juego. Habilidoso y con buenos registros en el desborde, busca con frecuencia enfrentarse en el uno contra uno al defensor, otorgando vértigo al ataque. No pierde de vista la portería rival. Le falta ser más punzante y productivo.

Jarlan Junior Barrera (16-09-1995)

De menos a más en el torneo. Se ha mostrado como el jugador más diferente -junto a Quiñónez- de esta Colombia sub-20. Es un jugador de esos que en los que se intuye que algo puede cambiar en el partido cada vez que agarra la pelota. Pequeño, sin apenas corpulencia, aunque de tren inferior potente y piernas fuertes, es un enganche zurdo de gran talento y con recursos técnicos fabulosos. Es el nexo para conectar a la medular con los puntas.  Proporciona vértigo, ideas, desequilibrio y profundidad a partir de ¾ de campo. El dominio de balón con su pierna izquierda es superlativo, siendo realmente complicado arrebatárselo.

Rafael Santos Borré (15-09-1995)

Punta de gran movilidad y dinamismo, que permanece siempre en movimiento. Puede jugar como referencia ofensiva, aunque es como segundo delantero donde más cómodo se siente. Poca estatura, es rápido, inteligente en sus movimientos y trata de intervenir con frecuencia en el transcurso de la jugada, pasando grandes tramos de partido fuera del área, en busca de una mayor libertad de movimientos y escapando así de la marca de los defensores. Continuas caídas a los costados, le da mucha frescura al ataque. Ataca muy bien los espacios, posee un notable manejo de balón y en los últimos metros tiene clarividencia para finalizar y ver portería con frecuencia, soltando el disparo con su pierna derecha en cuanto lo ve claro.


Uruguay

Gastón Guruceaga (15-03-1995)

Guardameta de considerable corpulencia física, espigado (1,91 metros). Serio y sobrio, se ha mostrado muy seguro durante todo el torneo. Tapa huecos muy bien, saliendo rápido en el mano a mano, y apura mucho antes de ir al suelo. Preciso y firme en el blocaje, no da lugar a segundas jugadas con rechaces innecesarios. Capacidad de mando para ordenar continuamente a su línea defensiva. No es espectacular, pero sí muy regular y efectivo.

Pablo Mauricio Lemos (28-12-1995)

Defensa central de buena talla física y bastante envergadura. Diestro, aunque con frecuencia se desenvuelve en el lado izquierdo del centro de la zaga. Poderoso en el juego aéreo, tiene un contundente remate de cabeza, lo que le hace ser muy expeditivo por arriba en ambas áreas. Efectivo al corte. Acostumbra a estar bien colocado y no perder el posicionamiento, aunque es pegajoso en la marca y trata de seguir al delantero para agobiarle y encimarle con frecuencia. Intenta complicarse lo mínimo posible con el balón en los pies.

Mathías Suárez (24-06-1996)

Lateral izquierdo de mucho equilibrio y buen balance defensa-ataque. Antepone la seguridad defensiva, el minimizar espacios y que no le pillen las espaldas, antes que subir al ataque, aunque tiene muy buen criterio para elegir el momento en el que debe incorporarse, y habitualmente cuando se prodiga por el carril zurdo conlleva peligro y profundidad. Tiene buen trato de la pelota y se asocia bien para llegar hasta línea de fondo. Es correoso en la marca y cierra bien su zona en fase defensiva.

Nahitan Nández (28-12-1995)

El alma de Uruguay. Pivote de corte defensivo. Fuerte. Aguerrido, batallador, no duda en ir al suelo para llevarse la pelota. Lucha, garra y agresividad. Siempre va al quite, nunca rehúye el contacto físico y no se ahorra ningún esfuerzo. Muy buen sentido de la anticipación. Recuperar multitud de balones, y aunque su manejo no es deficiente, sí le falta un punto de calma para tocar con más precisión y no perder la pelota o errar en entregas sencillas. Abarca mucho espacio en el centro del campo, ayudando también en defensa, y realizando coberturas. Si tiene la ocasión no se lo piensa a la hora de aparecer por zonas más adelantadas. Su carácter contagia, lidera y espolea a su equipo.

Mauro Arambarri (30-09-1995)

Compañero ideal de Nández, con el que forma una pareja de mediocentros completísima. Es un medio de fuerza y despliegue físico, pese a no contar con una gran corpulencia. Tácticamente notable, ayuda en fase defensiva, tanto en la presión como a la hora de cubrir espacios, y luego es capaz de descolgarse una y otra vez para llegar por sorpresa al área rival desde segunda línea, pero recuperando su posición con rapidez. Tiene mucho recorrido y aguante físico, siendo muy intenso e impetuoso en su juego. Buena técnica y manejo de balón. Se incorpora en las jugadas  a balón parado, llevando mucho peligro, más por aparición que por estatura.

Facundo Castro (22-101-1995)

Volante derecho que juega escorado en banda, aunque sus condiciones son más de interior que de las de un clásico extremo. Tiene buen desborde, capacidad para asistir y coloca buenos centros desde banda, aunque no busca con frecuencia el uno contra uno ni suele prodigarse hasta línea de fondo. Asociativo, trabajador, incisivo y muy regular. Encargado de ejecutar el balón parado. Debe sumar un punto de verticalidad a su juego.

Gastón Pereiro (11-06-1995)

Enganche zurdo de buena planta física, espigado. Talento, creatividad y una técnica exquisita. Puede jugar partiendo desde la izquierda, como falso extremo para preservar el esquema 4-4-2 que ha empleado Uruguay en la mayoría de partidos, o en el carril central, por detrás del delantero con mucha más libertad de movimientos, posición donde se encuentra más cómodo. Sobresaliente en el manejo de balón y con habilidad para sacarse rivales de encima, tiene visión de juego y capacidad para ver portería. Su punto débil es su irregularidad. Intermitente, debe tener una mayor incidencia en el juego y aparecer con más frecuencia.

Rodrigo Amaral (25-03-1997)

Atacante zurdo que ha tenido un rol de revulsivo en bastantes partidos de este torneo, entrando desde el banco para agitar los partidos. Puede jugar tanto en punta, como partiendo desde la izquierda, donde busca con frecuencia ir hacia el centro. Muchísima fuerza y potencia, posee un tren inferior muy poderoso. Impetuoso en sus arrancadas, es vertical y no pierde de vista en ningún momento la portería rival.

Franco Acosta (05-03-1996)

Punta muy móvil y dinámico, que a simple vista no destaca por su presencia física. No es un ‘9’ referencia aunque actúe como jugar más adelantado. Diestro. Es rápido y realiza desmarques de ruptura muy inteligentes que le hacen ser difícil de controlar por los centrales. Destaca la finura y sutileza con la que define las ocasiones que se le presentan, mostrándose muy frío y preciso en los mano a mano frente al portero. No participa en exceso en el trayecto de la jugada, pero apenas necesita ocasiones para hacer gol.


Brasil

Marlon Santos da Silva (07-09-1995)

Defensa central diestro, de gran corpulencia física, fuerte, potente y desarrollada musculatura. Atento y contundente al cruce, muy serio al corte y efectivo en la marca. Apenas ha cometido despistes y ha mostrado un nivel muy alto en colocación, imprimiendo mucha seguridad a la zaga. Poderoso en el juego aéreo y correoso en el cuerpo a cuerpo con el delantero, donde sabe anteponer su físico.

Gerson Santos da Silva (20-05-1997)

El jugador más brillante de la ‘canarinha’ en este torneo. Medio zurdo, de físico medio, fuerte, aunque sin demasiada altura. Puede jugar tanto en el doble pivote, cerca de la base de la jugada para iniciar la construcción del juego, como de interior, algo más liberado de cargas defensivas para ser quién surte de balones a los atacantes. Muy dinámico, con personalidad suficiente para reclamar constantemente la pelota y ser quien mueve el juego del equipo. Mucha calidad para combinar, le encanta asociarse, con una gran visión de juego y capacidad para asistir al espacio y dejar a los atacantes en situación franca frente al portero. Tiene que ganar aún en potencia muscular y sumar recorrido a su juego.

Nathan Allan de Souza (13-03-1996)

Muy decepcionante su participación en este torneo, teniendo en cuenta que llegaba como uno de los jugadores con más cartel. Parte como interior por izquierda en 4-3-3, aunque es más mediapunta, por lo que busca libertad de movimientos y hacer daño entre líneas. Diestro. Habilidoso y de muy buen manejo de balón. Es habitual que realice diagonales partiendo desde la izquierda y buscando portería. Es muy irregular y desaparece del partido con suma frecuencia, pasando largos tramos sin intervenir. Deja detalles, pero su peso en el juego es muy escaso para la calidad que atesora.

Robert Kenedy (08-02-1996)

Atacante zurdo que se desenvuelve en la banda derecha, a pierna cambiada, en busca de diagonales y  explotar el disparo a portería, ya que tiene un golpeo muy potente desde media-larga distancia que no duda en poner en práctica en cuanto tiene ocasión. Buena presencia física, corpulencia y bastante potente, tiene un tren inferior fuerte y poderío en la arrancada. Le ha faltado un punto de regularidad en su rendimiento, aunque sí se ofrece y ha sido de lo más desequilibrante del ataque brasileño.

Marcos Guilherme de Almeida (05-08-1995)

Atacante diestro que se desenvuelve en banda izquierda. No posee una gran talla física, pero sí es muy rápido, eléctrico, habilidoso y vertical. Además posee buenas cualidades para asociarse, lo que le hacen aparecer por dentro para tratar de dar más fluidez a la transición de la jugada y colaborar en la creación, aunque le pierde influencia en ataque. No pierde nunca de vista la portería, y ataca muy bien los espacios, llegando muy bien desde segunda línea pillando por sorpresa al rival. Ha demostrado una gran precisión y frialdad en la definición.


Ha ido de menos a más. Se ganó un puesto en el costado izquierdo del ataque. Es un atacante diestro de condiciones físicas privilegiadas, potencia y fuerza muscular exuberantes, con la que es capaz de llevarse a cualquier defensor por delante, ya que en el cuerpo a cuerpo tiene todas las de ganar. Tiene buen manejo de balón, pero le falta habilidad y un punto de finura, lo que hace que en ocasiones se atolondre en exceso, trate de abusar de su potencia y acabe perdiendo la pelota. Le gusta tener libertad de movimientos, ya que tiene facilidad para ver portería. Utiliza ambas piernas y arma el disparo muy rápido.


Perú

Miguel Carranza (03-11-1995)

Medio de muy poca estatura, pero que tiene en su dinamismo y continuos apoyos y movimientos una de sus grandes virtudes. Trabajo permanentemente y amplio recorrido, actúa como interior y desde aquí se ofrece una y otra vez para dar fluidez a la creación del juego, asociándose bien y tratando de transportar la pelota arriba, tanto combinando como en conducciones. En ocasiones se pasa de individualista.

Luis Humberto Da Silva (29-12-1996)

Más lo que ha dejado entrever que lo que realmente ha demostrado. Es un atacante de buena presencia física, supera el 1,80, que puede jugar partiendo desde un costado, aunque es en el carril central, especialmente como segundo delantero, donde se encuentra más cómodo. Fino con el balón, de técnica individual depurada, se asocia bien y cuando aparece por el área lo hace creando mucho peligro en la defensa rival. Tiene que ganar en fuerza, ya que en el uno contra uno sufre en exceso. Elegante en sus movimientos.


Paraguay

Juan Escobar (03-07-1995)

Lateral derecho de poca estatura, que sin embargo lo suple con mucha fuerza, potencia e ímpetu en todas sus acciones. Con bastante recorrido, por momentos más carrilero que lateral, tiene criterio en las subidas y es un arma importante en los ataques de Paraguay, creando mucho peligro en sus internadas. Correcto en defensa, cierra bien su espacio juntándose con el central, que en ocasiones le tiene que ayudar y cubrirle las espaldas cuando se ha marchado al ataque, aunque por lo general suele dejar pocos espacios. Se incorpora en las jugadas a balón parado, apareciendo por sorpresa en el segundo palo.

Iván Cañete (22-04-1995)

Defensa central diestro, de notable corpulencia física, fuerte, potente y espigado (roza el 1,90 de altura). Su fuerte es el juego aéreo, tiene un poderoso cabeceo que le hacen dominante por arriba en ambas áreas, creando un gran peligro en jugadas a balón parado. Contundente y pegajoso en el marcaje, no se amilana en el cuerpo a cuerpo frente al delantero. Atento y de buena colocación, muy eficiente en defensas arropadas que dejan pocos espacios.

Roque Guachire (05-05-1995)

Medio zurdo que aporta un gran trabajo en la medular. No es un creador, pero su aseado manejo de la pelota le hacen que sea el jugador más cualificado para mover el juego paraguayo con cierta suficiencia. Posee una gran pegada con su pierna izquierda, lo que le hacen ejecutar todas las jugadas a balón parado, además de intentar el disparo desde media distancia en cuanto tiene ocasión, descolgándose con frecuencia hacia posiciones más adelantadas.

Juan Danilo Santacruz (12-06-1995)

Ha sido el volante más destacados de los guaranís. De físico medio, tiene una clara vocación ofensiva y puede partir desde los costados o también por dentro. Calidad y un notable manejo de balón, es incisivo, trabajador y no deja de intentarlo en ningún momento, tratando de entrar por distintas zonas del ataque. Ha echado de menos el no tener socios con los que elaborar ataques.

Sergio Díaz (05-03-1998)

Delantero pequeño, aparentemente débil en cuanto a físico, aunque esto lo convierte en una virtud merced a su habilidad y velocidad, lo que le permite escapar con gran destreza de la marca del defensor. Muy desequilibrante y con un enorme desparpajo, no necesita tocar demasiados balones para mostrar que es un jugador distinto, capaz de cambiar el signo del partido en cualquier momento. Muy buen uno contra uno, posee una arrancada potente, partiendo desde muy atrás y buscando con descaro al defensor para salir hacia portería. Notables desmarques de ruptura, ofreciéndose muy bien al espacio. Diestro, aunque maneja ambas piernas, no duda en pegarle a portería en cuanto tiene ocasión. Sus registros goleadores son más que interesantes. Debe aprender a soltarla antes y sumar paciencia en la toma de decisiones, algo que sin duda aprenderá conforme pase el tiempo y adquiera experiencia.


Ecuador

Robert Burbano (10-04-1995)

Extremo derecho de físico medio, aunque también ha jugado algo más metido hacia dentro, como interior en un dibujo 4-3-3, debido a su buena capacidad para tocar y asociarse. Trabajador e incisivo, tiene muy buen trato de balón y una alta velocidad. Lleva a cabo un despliegue físico importante, lo que le hace tener bastante recorrido y aparecer por diferentes zonas del campo.

Kevin Mercado (28-01-1995)

Juega como extremo por izquierda, aunque es diestro. Sus condiciones físicas son espectacular, no es alto, pero sí fuerte, potente, con un tren inferior muy poderoso y una gran punta de velocidad, pero estas cualidades debe aprender a explotarlas muchísimo mejor. Muy buen desborde en el uno contra uno, tiene la verticalidad suficiente para ver portería y tener ocasiones, pero su definición es muy deficiente, falta de temple y precisión. Tiene que trabajar en la toma de decisiones, en ocasiones muy errónea y de manera excesivamente frecuente. A veces no es más que potencia sin control.

José Cevallos (18-01-1995)

El distinguido de esta Ecuador sub-20. Es un medio ofensivo de buena planta física, que aún tiene que ganar en fuerza muscular, pero que es espigado y fibroso. Dotado de una técnica individual exquisita, con muy buen toque y gestos en el manejo de balón sobresalientes. Puede jugar tanto en el doble pivote, como un poco más adelantado, por detrás del punta, donde sus virtudes lucen mucho más, con una buena visión de juego y capacidad para asistir a los atacantes al espacio y dejarlos en situaciones óptimos frente al portero. Es muy fino e incluso tiene cierta elegancia en sus movimientos. A ello suma una buena capacidad goleadora, tanto llegando desde atrás como cuando se incorpora en las jugadas de estrategia.


Bolivia

Javier Rojas (14-01-1996)

Guardameta de grandes reflejos y excelente reacción en espacios cortos. Capaz de repeler disparos a muy poca distancia. Aguanta bastante antes de lanzarse al suelo, utilizando mucho sus piernas para detener. Muy eficiente y por momentos incluso espectacular en la estirada. Cierra bien en el uno contra uno. Le cuesta blocar, y con frecuencia se le escapa la pelota, dando lugar a segundas oportunidades. Ha dejado alguna que otra actuación muy buena.


Venezuela
  
Jhon Eduardo Murillo (21-11-1995)

Jugador de banda, diestro. Veloz y habilidoso. Descarado. Genera bastante peligro por el costado derecho, aportando profundidad. Busca el desborde de manera continua, es desequilibrante y tiene una gran aceleración. En el uno contra uno posee una excelente capacidad para desbordar, tanto por velocidad como por regate. Debe mejorar en la toma de decisiones.

Nuestro XI ideal


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada