miércoles, 20 de octubre de 2010

Genaro Snijders

Cuesta ver un partido de la Eredivisie holandesa en el que no te encuentres con jóvenes jugadores que empiezan a apuntar mucho. Evidentemente las grandes dosis de talento están en los equipos grandes pero al margen de estos casi todos los equipos cuentan con promesas que tienen condiciones para apuntar muy alto, en esta ocasión el equipo del jugador del que vamos a hablar es el Vitesse, un conjunto que no ha empezado bien la temporada, el objetivo es la permanencia en la máxima categoría del fútbol holandés y de momento están fuera de descenso aunque no están siendo buenas las sensaciones que ofrece el equipo en este inicio de liga. Sin duda su mejor futbolista hasta el momento está siendo uno de esos jóvenes que destaca en uno de los equipos humildes del campeonato, se trata de Genaro Snijders, 21 años, (29 de Julio de 1989, Amsterdam, Holanda), que junto a otros jóvenes como Luca Caldirola o Davy Propper son la esperanza del Vitesse de tener una campaña más o menos tranquila que le permita quedarse en la Eredivisie.

Pese a nacer en la capital holandesa Snijders no ha pasado por ninguno de los equipos importantes capitalinos. Siendo tan solo un niño comenzó a jugar al fútbol en el JOS Watergrafsmeer, para después pasar a una escuela futbolística de jóvenes, el F. C. Abcoude, de la que han salido jugadores que en la actualidad al igual que Genaro están empezando a destacar en el panorama futbolístico europeo. Ya con 14 años se incorporó a la disciplina del AZ Alkmaark, donde comenzó realmente a formarse como jugador, permaneciendo durante 5 años, hasta que en 2007 y debido a un conflicto con uno de los técnicos del AZ decide poner punto y final a su experiencia en Alkmaark para probar fortuna en el Vitesse, jugando primero en el filial para más tarde incorporarse al primer equipo. En Enero de 2010 y con el objetivo de que tuviera más continuidad de la que podía disfrutar con el Vitesse se marchó cedido al F. C. Omniworld, en el que disputó 11 encuentros y anotó 3 goles. Ya en la presente temporada se espera que vaya adquiriendo progresivamente un rol cada vez más importante en un equipo plagado de futbolistas jóvenes y que tiene como objetivo el no pasar apuros para conseguir la permanencia.

Genaro Snijders es un mediapunta diestro, que sin embargo acostumbra a desenvolverse en banda izquierda a pierna cambiada. No tiene mucha altura, apenas 1,68 metros, pero no es nada débil, destacando espe
cialmente la fortaleza que posee en sus piernas. Rapidísimo, muy potente y eléctrico en todas sus acciones, es muy incisivo, le gusta aparecer una y otra vez, reclamando continuamente la pelota y convirtiéndose en un incordio para la defensa rival. Atrevido y descarado, una vez que recibe el balón siempre busca encarar en el uno contra uno, sabedor de que una de sus mayores virtudes es el desborde. Con una aceptable calidad técnica y buen dominio de la pelota, es muy hábil, a veces algo precipitado, queriendo hacer las cosas demasiado rápido, lo que le lleva a errores y faltas de precisión. Aunque desde el costado izquierdo suele realizar diagonales con mucha frecuencia empezando desde la banda y metiéndose hacia el centro buscando portería, tampoco rehuye el desborde por dentro, utilizando su tremenda velocidad y buen regate. Con buena conducción de balón, es habitual verlo marcarse auténticas galopadas, arrancando con el balón controlado desde muy atrás e iniciando la jugada personal. Trabajador y solidario en el esfuerzo, baja en muchas ocasiones para ayudar en defensa. Cuando llega arriba y tiene la oportunidad no duda en mirar a portería. El fútbol holandés nos sigue demostrando que hay que mirar en todos los equipos porque ni mucho menos son los grandes los únicos que poseen futbolistas muy a tener en cuenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada