jueves, 28 de octubre de 2010

Tomas Necid

Hace algunos días hablábamos del crecimiento del fútbol ruso con la llegada de grandes jugadores a los mejores que equipos que se están reforzando a base de talonario, como son los casos del CSKA o el Rubin Kazan, pero también demuestran tener cosecha propia y en Rusia hay mucho talento nacional, aunque en los últimos tiempos no sea demasiado habitual ver buenos resultados de la selección rusa. En el artículo de hoy nos desplazamos nuevamente hasta Moscú para hablar sobre otro de los delanteros del CSKA, si hace pocas fechas fue Seydou Doumbia nuestro protagonista, en esta ocasión es Tomas Necid, 21 años, (13 de Agosto de 1989, Praga, Checoslovaquia), otro prometedor talento joven de los muchos que posee el equipo rojo, que viene a completar un espectacular conjunto para que los moscovitas sigan peleando por la liga rusa y empiecen a ser considerado como un equipo aspirante a llegar muy lejos en la actual Europa League.

La carrera de Tomas Necid comenzó a escribirse desde bien pronto, cuando con apenas 5 años el joven checoslovaco ingresó en el TJ Sokol Stodulky de su país, en el que estuvo durante cuatro años, hasta que en 1998 ingresó en los escalafones inferiores del Slavia de P
raga y allí es como se ha formado como jugador y donde ha permanecido hasta el año pasado. Con el Slavia debutó en el primer equipo con tan solo 17 años, toda una señal que indican lo que esperaban de este jugador. Fue cedido al Jablonek para volver poco tiempo después al Slavia donde lo cierto es que no ha necesitado demasiado tiempo para darse a conocer a un país más poderoso tanto en lo futbolístico como en lo económico como es Rusia. Sus cualidades llamaron la atención del CSKA de Moscú que lo fichó en Enero de 2009. Desde entonces no podemos decir que se haya convertido en un titular indiscutible porque la competitividad que reina en el equipo ruso es muy exigente, pero si que ha aprovechado sus oportunidades para darse a conocer de la forma que mejor sabe, hacer goles de todos los colores. Ya sabe lo que es disputar la Champions con el CSKA, lo hizo la temporada pasada y Necid se convirtió en uno de los jugadores más destacados marcando goles ante equipos importantes como el Wolfsburg o el United en Old Trafford y anotando también uno de los goles en Octavos de final frente al Sevilla para que el equipo moscovita se plantara en cuartos. Con la selección checa Necid ya tiene una dilatada experiencia en categorías inferiores, con la que ha sido internacional en los equipos sub-17, sub-19 y sub-21, realizando en todos ellos una gran media en cuanto a partidos y goles se refiere y convirtiéndose en el máximo goleador en el Europeo sub-17 de 2006 y el Europeo sub-19 de 2008. Desde 2008 también es un habitual de la selección absoluta, con la que ha disputado cerca de una veintena de partido.

Tomas
Necid es un delantero centro diestro con una imponente planta física, enormemente espigado, 1,90 metros de altura y realmente potente. Ante todo es un ariete cuya principal misión y obsesión es el gol, su juego se basa en intentar buscar todos los medios para intentar batir la portería contraria. Sabe utilizar su cuerpo a la perfección y dentro del área se mueve a las mil maravillas. Siempre está con la caña preparada y con la portería entre ceja y ceja y no se lo piensa dos veces a la hora de rematar. Su mejor pierna es la derecha, pero tampoco tiene problemas si tiene que ensayar el disparo con la zurda. Suele estar muchas veces posicionado al límite del fuera de juego, esperando el pase para salir enfilado hacia portería. No paran ahí sus virtudes, ya que fuera del área es un delantero con una calidad individual y un manejo de la pelota más que aceptable, que sabe recibir, tiene muy buen juego de espaldas a portería y toca con mucho criterio, sirviendo de apoyo a otros jugadores con más movilidad. Sin duda es en los últimos metros donde se convierte en un jugador que marca las diferencias, convirtiéndose en un delantero determinante y que le completa al CSKA una delantera temible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada